Breadcrumbs

Esta noche no querid@

Cuando los líbidos están a niveles diferentes

La gente desea tener sexo por diferentes razones: el afecto hacia el otro, la validación de nuestro atractivo y sentirnos deseables, la atención que recibimos, la distracción respecto a otros temas, el alivio del estrés o simplemente el orgasmo. Ninguna de estas razones está bien o mal. De hecho, es posible que también se desee tener sexo por una razón el lunes por la noche y por otra distinta el viernes. Sin embargo, la comprensión de por qué los dos quieren sexo puede ayudar a hacer que una diferencia en la libido sea más fácil de manejar.

Si tu pareja quiere sexo para aliviar el estrés, un masaje puede proporcionar una alternativa que se adapte a los dos. Si se trata de como tener orgasmo, hay un muchas formas de darle placer a un hombre o a una mujer que no implican relaciones sexuales con penetración. Si el afecto es el objetivo, una noche de caricias en el sofá puede saciar las necesidades, y si se trata de la validación, que se vengan los cumplidos.

Puede ser fácil sentirse poco atractivo si tu pareja no quiere tener sexo, pero es más probable que sea por algo que le pasa al otro y no a ti. Estrés, depresión, ciertos fármacos (legales e ilegales) y un estilo de vida poco saludable son sólo algunas de las razones por las que alguien puede perder interés en el sexo. Si bien es posible que una pareja haya dejado de encontrarnos atractivos, es más probable que ellos tengan sus propios problemas. La empatía y cuidar al otro va a ser mucho más útil que volvernos demandantes o inseguros.

Mientras que los medios representan a los hombres como hambrientos de sexo y a las mujeres como reticentes, en realidad, los hombres son más propensos a tener momentos en los que no están de ánimo. La comunicación abierta y honesta ayudará a que las diferencias en la libido sean más fáciles de tratar. Si hay problemas profundamente arraigados, la terapia de pareja puede ayudar.

Se ha demostrado que la masturbación aumenta el deseo sexual de la gente, por lo que si sientes que tu deseo está en baja y no hay otros problemas con los que lidiar, entregarse a sesiones más regulares de auto- placer puede ayudar a poner en marcha tu deseo sexual.

Muchas personas encuentran que pierden interés en el sexo como avanza la relación, después de que la carrera inicial de la lujuria ha pasado. Sin embargo, hay un montón de maneras de traer el romance y la pasión a la relación, puedes probar con geles lubricantes, juegos sexuales, condones diferentes, etc. - y entre más rápido abordes el problema después de que surge, es probable que su vida sexual vuelva a la normalidad.

La comunicación abierta y honesta ayudará a que las diferencias en la libido sean más fáciles de tratar.