Breadcrumbs

Sexo y embarazo

Verdades y mentiras

El sexo durante el embarazo es a menudo visto como un tabú – algo irónico teniendo en cuenta cómo se genera generalmente el embarazo. Sin embargo, no hay razón para que el embarazo signifique el fin de tu vida sexual. Éstos son algunos de los mitos más comunes.

- No se puede tener relaciones sexuales durante el embarazo. A menos que haya algún problema de salud que enfrentar, se puede tener relaciones sexuales hasta el mismo momento en que se rompa bolsa (asumiendo que así lo quieres). Sin embargo, consulta con tu médico si has tenido algún sangrado, o si hay condiciones físicas que podrían hacer que sea arriesgado, como un cuello uterino débil. Es mejor prevenir que curar.

- Tener relaciones sexuales durante el embarazo puede dañar al bebé: En un embarazo normal, las relaciones sexuales no harán ningún daño en absoluto, incluso en la posición del misionero. El tapón que está sobre el cuello del útero y se ha asociado con los músculos del útero y el saco amniótico sirven para proteger al bebé. Sin embargo, algunas posiciones pueden sentirse más cómodas, y hay una posibilidad de que el ritmo cardíaco más elevado después del orgasmo haga que el bebé se mueva más de lo normal. Si sufres de sangrado, alguno de los dos tiene una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) o si hay alguna causa médica de preocupación, consulta con tu médico primero.

- El sexo durante el embarazo es doloroso: Asumiendo que tu embarazo es sano, el sexo no debe doler. Puedes experimentar calambres después del orgasmo, o encontrar ciertas posiciones incómodas. Sin embargo, optando por las posiciones que permiten a la mujer controlar la profundidad de penetración, como la mujer arriba del hombre puede ayudar, así como evitar las posiciones de penetración profunda, como el estilo perrito.

- Estar embarazada disminuye el deseo: la inseguridad sobre tu cuerpo que está cambiando, el cambio de hormonas o malestares de la mañana (lo que no sucede en la mañana a pesar de su nombre) puede hacerlos sentir menos inclinados a tener relaciones sexuales, pero no es siempre así. Podría encontrarte con el mejor sexo de tu vida. Algunas mujeres se vuelven híper - excitadas durante el embarazo. Algunas mujeres encuentran que su cuerpo se vuelve más sensible, a otras les resulta menos sensible y otras encuentran cambios en el tiempo. Escucha a tu cuerpo, no te pongas bajo presión y haz lo que se siente bien. Si tu deseo disminuye, puedes complacer a tu pareja con las manos o la boca para mantener la conexión íntima entre ustedes - y no olvides que la masturbación es una opción para ambos también.

No hay razón para que el embarazo signifique el fin de tu vida sexual