Breadcrumbs

Todo lo que sube tiene que bajar

Problemas en el orgasmo masculino

Mientras que es generalmente aceptado que las mujeres pueden tener dificultades con el orgasmo, se espera que los hombres estén listos en cualquier momento. En realidad, los hombres pueden tener tantas dificultades como las mujeres.

- Disfunción eréctil: Sólo porque quieres estar listo para la acción, no significa que va a suceder cuando lo desees. El estrés y la ansiedad de rendimiento puede pasar factura y eso es incluso antes de llegar a las otras miles de cosas que pueden afectar la erección, incluido el alcohol, los medicamentos prescritos y no prescritos, así como un estilo de vida poco saludable. A veces puede ser la forma en que tu cuerpo dice que no está listo para tener relaciones sexuales con esta pareja aún.

- La eyaculación precoz: Ya sea por inexperiencia, inseguridad o excitación extrema, no hay razón para preocuparse por ello si no sucede todo el tiempo. Condones retardantes como Placer Prolongado pueden ayudar, o si eres capaz de llegar al clímax más de una vez, espera a que tu cuerpo se recupere y vuelve a intentarlo. La segunda erección suele durar más que la primera (por lo que algunos chicos se masturban antes de una cita - otro mecanismo útil) Hay muchas formas de dar placer a tu pareja con las manos o la boca - y un anillo vibrador puede ayudar a acelerar su orgasmo.

- Eyaculación retardada. Del mismo modo, puede haber un momento en el que realmente quieres acabar, pero no puedes. Esto puede ser debido al estrés, ciertos medicamentos, alcohol o una serie de otras razones. Una vez más, a menos que sea un problema habitual, no te preocupes demasiado - aunque tu pareja puede necesitar que le asegures que la sigues encontrando atractiva.

- Sensibilidad después del orgasmo: Una vez que acabaste, el pene puede ser demasiado sensible al tacto durante un tiempo. Esto se conoce como período refractario, pero si le das un poco de tiempo, la sensibilidad debe desaparecer. Usar lubricantes puede ayudar a hacer la segunda vez más cómoda, ayudando a evitar rozamientos - pero la regla de oro con el sexo es que si duele, entonces no lo hagas. Independientemente del problema, esto no te hace menos hombre y si una pareja juzga con dureza vale la pena considerar si realmente quieren lo mejor para ti. Sin embargo, en lugar de ignorar los problemas, siempre vale la pena visitar al médico si estás preocupado por lo que está pasando allí abajo. Los problemas de erección pueden indicar trastornos médicos tales como diabetes, y siempre es mejor saber estas cosas con el mayor tiempo posible.

Sólo porque quieres estar listo para la acción, no significa que va a suceder cuando lo desees.